Lunes, septiembre 25, 2017

(ECOPETROL AL DÍA #7) ECOPETROL, 2003-2017 ¿QUIEBRA Y PRIVATIZACIÓN INDUCIDAS?

(ECOPETROL AL DÍA #7) ECOPETROL, 2003-2017 ¿QUIEBRA Y PRIVATIZACIÓN INDUCIDAS?

La expectativa de los compradores de las acciones de Ecopetrol no es la producción de petróleo sino obtener la máxima ganancia posible. Contrario a los deseos de los inversionistas, en 2016 la empresa petrolera no generó distribución de utilidades; en 2015 los resultados financieros del Grupo empresarial estuvieron en rojo, arrojaron una pérdida de COP$ 3,1 billones. En 2017, Ecopetrol S.A. pagó a sus accionistas COP$ 23 por acción; cifra bastante inferior a los COP$ 300 pagados en 2011.

Si bien el Grupo Empresarial Ecopetrol (GEE) obtuvo una utilidad de COP$ 2,4 billones en 2016 (la utilidad neta de la matriz Ecopetrol S.A. fue de COP$ 1,6 billones), en sana lógica fue una decisión irresponsable el distribuir las escasas utilidades (en 2011 las utilidades alcanzaron los COP$ 15,4 billones). Esta determinación tuvo como propósito maquillar la realidad financiera de la entidad petrolera.  El análisis financiero muestra que la empresa se descapitalizó en COP$ 1,7 billones entre 2015-16 y el resultado neto financiero negativo (ingresos menores a los egresos financieros, incluido la distribución de utilidades) fue de COP$ -2,8 billones. Estos dos resultados negativos (descapitalización y desangre financiero) suman COP$ 4,5 billones; esto es, un 85,2 por ciento superior a las utilidades de 2016. Las utilidades reportadas se debieron más a reducción de costos, endeudamiento, venta de activos y operaciones logísticas que a aumentos materiales de producción o actividades de exploración.

La situación financiera del GEE tiende a empeorar en 2017. El precio del barril de petróleo rompió hacia abajo la barrera psicológica de los USD 50 y se encamina al piso de USD 40 (mínimo rentable 1 Economista, filósofo y master en teoría económica. Consultor e investigador independiente de la operación de producción). El valor bursátil de la acción de Ecopetrol en la BVC se negoció a finales del primer semestre de 2017 en COP$ 1.325 (77 por ciento por debajo del máximo alcanzado en 2013). De otra parte, las reservas de Ecopetrol mantienen la tendencia descendente, en 2016 cayeron 14 por ciento respecto a 2015. Ecopetrol no debió repartir dividendos sino que debió de haberlos destinado para reinversión con el objetivo de aumentar sus reservas, fortalecer los activos y mejorar la posición de su portafolio financiero.

El humanista italiano Vico (1688-1744) fue quien primero comprendió el comportamiento pendular de la historia, esto es, los períodos de bonanza o de prosperidad son seguidos de períodos de decadencia o de crisis, y viceversa. En los años que transcurrieron de 2003 (cambio de la naturaleza jurídica de Ecopetrol) a 2017 el comportamiento financiero del GEE registró un ciclo histórico: hasta 2008 la empresa de hidrocarburos se fortaleció financieramente; en los años 2008-2011 el boom petrolero se refleja en el auge de las utilidades y la acumulación; entre 2012 y 2017 el declive financiero es continuo e imparable. El presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, estableció una analogía de la situación de crisis a la que llegó la empresa en 2015 con el infierno. Lejos está la empresa de alcanzar el “cielo” vivido en 2011. Todo parece indicar que las medidas tomadas buscan conscientemente llevar a la empresa a la quiebra y a su posterior privatización. Los accionistas, en un acto de fe, tienen la esperanza de que los días de gloria retornen nuevamente. A continuación se analiza la fortaleza financiera de Ecopetrol mediante la utilización de una fórmula econométrica, la Altman Z-score, durante el período 2003-2017.

Documento completo:

Descargar (PDF, 430KB)

About The Author

Leave a Reply