(ECOPETROL AL DÍA # 4) ECOPETROL Y EL MERCADO PETROLERO EN 2017

(ECOPETROL AL DÍA # 4) ECOPETROL Y EL MERCADO PETROLERO EN 2017

Muchos quisieran ver regresar los precios del petróleo a los de mediados de 2008, US$ 134 por barril, pero el auge de precios e incremento de la producción pasó una vez más por Colombia sin ser aprovechado, tanto en materia de política petrolera para garantizar mejores rentas y fortalecer la participación del Estado en el negocio por medio de Ecopetrol, a través del aumento de las reservas del país, que no han pasado de 8,12 años en 2009, como tampoco para haber invertido en la diversificación productiva del país.

Actualmente la economía está en una clara y marcada desaceleración, que se resume en lo siguiente: ‘la locomotora minera’ cayó 6,5% en 2016, el ‘Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (PIPE)’ apenas generó un crecimiento de 0,5% en agro y 0,5% en industria sin refinación. Por otra parte, la llamada ‘Nueva economía’ favoreció un crecimiento de 5% en el sector financiero, el cual genera menos del 1% del empleo nacional y a pesar de la locomotora de la infraestructura el crecimiento en la construcción fue apenas del 4%. En total, la economía colombiana creció 2% en 2016, cuando las proyecciones del gobierno Santos fueron el 3,8%.

El precio de petróleo para 2017 tenderá hacia los US$ 50 por barril, pero son muchos los factores económicos y geopolíticos que podrían afectar esta tendencia. Estados Unidos juega un papel clave en la determinación del precio del crudo. Este país se caracteriza por promover la extracción de petróleo mediante la fracturación hidráulica o ‘fracking’. Las empresas que realizan esta actividad extraen petróleo de forma rentable con un precio de US$ 45 por barril, reduciendo su costo desde US$ 60[1], teniendo en cuenta además que esta extracción acarrea costos altos y un alto impacto sobre el medio ambiente. La importancia del tema petrolero es evidente en el hecho del nombramiento que el recién posesionado presidente de Estados Unidos, Donald Trump hizo de Rex Tillerson como Secretario de Estado de la Casa Blanca Y Presidente de ExxonMobil, una de las empresas petroleras más importante a nivel mundial.

Así, el interés de Estados Unidos es mantener un precio suficientemente alto del petróleo como para garantizar la rentabilidad del “fracking” pero al mismo tiempo mantenerlo relativamente estable en un nivel medio, por ser uno de los mayores consumidores de petróleo con un 20,3% del total y al contar con un déficit de 5,93 millones de barriles que tiene que importar. Le es necesario mantener precios que no encarezcan sus importaciones que en 2016 fueron de US$ 146.539 millones, lo cual generó un déficit de petróleo en la balanza comercial de US$ 56.847 millones, sumado al déficit comercial del país que en 2016 ascendió a los US$ 502.252 millones según las cifras de Census.

Con este panorama inicial entre los diversos factores que pueden incidir hacia un aumento o caída de los precios del crudo están:

  • Reducción de la oferta de petróleo: esta tal vez ha sido una de las decisiones más esperadas por los países productores de petróleo. La OPEP logró a finales de 2016 llegar a un acuerdo para reducir la oferta de petróleo en 1,2 millones de barriles diarios, con lo que el precio del petróleo pasó en promedio durante noviembre en US$ 45 por barril a más de US$ 52 por barril en enero de 2017.
  • Aumento de la demanda de petróleo: en este punto es crucial lo que suceda con los principales consumidores de petróleo a nivel mundial, Estados Unidos y China que consumen el 32,7% del petróleo, Se pronostica un crecimiento de la economía estadounidense por los estímulos fiscales que anuncia Trump, pero una ligera desaceleración del crecimiento económico de China, y es previsible el uso por parte de Estados Unidos de su hegemonía global para influir en los precios, como puede ser el caso de lograr una relativa estabilidad en Siria, llegar a acuerdos con Rusia, permitir la extracción en campos de Estados Unidos que Obama había impedido, mantener una actitud agresiva hacia Venezuela poseedora de las principales reservas mundiales.
  • Tensiones en zonas productoras: la actual guerra que se vive en Siria, la inestabilidad en Irak y las constantes tensiones en zonas productoras de petróleo inciden directamente en el precio.
  • Posición de las reservas: en el mundo actualmente hay 2.092 millones de barriles por día de petróleo en reservas, de los cuales el 51,3% se concentra en 6 países de la siguiente manera, según las estadísticas de British Petroleum (BP):
    • Venezuela: 14,4% (300,9 millones de barriles)
    • Arabia Saudí: 12,7% (266,6 millones de barriles)
    • Irán: 7,5% (157,8 millones de barriles)
    • Irak: 6,8% (143,1 millones de barriles)
    • Rusia: 4,9% (102,4 millones de barriles)
    • Kuwait: 4,9% (101,5 millones de barriles)
  • Este hecho pone en evidencia la importancia estratégica de Venezuela, ya que el petróleo es y seguirá siendo durante mucho tiempo la principal fuente energética de la economía mundial.
  • La entrada de lleno de Irán al mercado petrolero presiona hacia la baja los precios por una mayor oferta de crudo.

Gráfica 1. Evolución de precios del petróleo.

 

Fuente: SGM – México.

 

Gráfica 2. Evolución de la oferta y demanda de petróleo en el mundo.

Fuentes: OPEP y Agencia Internacional de Energía.

 

Gráfica 3. Evolución de reservas de petróleo en Colombia

Fuente: SIPG – UPME

Esta situación tendrá un marcado efecto en el mercado petrolero colombiano, teniendo en cuenta además que las reservas en el país cayeron un 14% en 2016, desde 1.849 millones en 2015 (7,4 años) hasta los 1.598 millones de barriles de petróleo (6,8 años), sumada a la desaceleración en la producción de crudo en el país que pasó de poco más de un millón de barriles diarios en 2015 a cerca de 899.465 barriles diarios durante 2016, según las cifras de producción fiscalizada de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), lo que significa un descenso del 10% en la producción del país. Estos resultados afectaron los balances financieros del Grupo Ecopetrol durante 2016.

Ecopetrol anunció inversiones cerca de US$ 3.500 millones en 2017, destinando US$ 2.200 millones a producción y US$ 650 millones a exploración (Ecopetrol, 2016), en el periodo de descenso de los precios fueron las otras empresas integradas del grupo, las que soportaron el mal momento de Ecopetrol aportando buenos resultados, haciendo contrapeso a la crisis.

En el caso del transporte (CENIT) y la petroquímica (Propilco) aportaron utilidades al grupo empresarial por $ 2,3 billones a septiembre de 2016, mientras que el grupo ganó $ 1,4 billones, esto demuestra la importancia de mantener la integralidad de la empresa para sopesar los vaivenes en comportamiento del precio del crudo.

Por ello, el hecho de querer privatizar la empresa petroquímica más importante del país, como Propilco, es una mala decisión de la gerencia del grupo y obviamente del Gobierno Nacional en cabeza del Ministro de Hacienda y el Presidente de la República, ya que las proyecciones mundiales muestran un comportamiento relativamente favorable en el precio del petróleo, lo cual permitirá hacer las inversiones requeridas por Ecopetrol, manteniendo la integralidad de la misma.

En la senda de mantener a Ecopetrol como una de las empresas más valiosas del mundo, según informe realizado por Brand Finance, el grupo es la única compañía colombiana en este listado, ubicándose como la 28° firma del sector más valiosa y 6° en América Latina, después de 5 empresas brasileñas.

Finalmente, a la espera de los resultados definitivos de la empresa para 2016, es posible decir que la empresa debe destinar sus inversiones a la exploración y producción, pero también debe cumplirse la promesa hecha por el Gobierno Nacional de modernizar la Refinería de Barrancabermeja, la refinería más grande del país y que hace poco celebró sus 95 años de puesta en funcionamiento, sumado a la reducida inversión en los sectores de petroquímica y refinación que ascenderá durante 2017 apenas a los US$ 360 millones, siendo estos los sectores determinantes de la ‘energía para el futuro’, eslogan de Ecopetrol, ya que estos sectores son determinantes para la sostenibilidad no solo del grupo empresarial, sino del país, para lograr la autosuficiencia en un país como Colombia que importa la suma de US$ 3.759 millones en petróleo y sus derivados, según las cifras del DANE para 2016. En este punto tanto la Refinería de Barrancabermeja como la de Cartagena, serán actores fundamentales en el desarrollo de Ecopetrol. Propilco, al ser un jugador preponderante en el mercado de la petroquímica no solo a nivel nacional sino regional, como empresa pública, podría jalonar resultados financieros, pero también ayudar a Colombia como un eje de desarrollo de la actividad industrial.

 

[1] El Economista (2016). El ‘fracking’ convive con el crudo en 50 dólares. Disponible en: http://www.eleconomista.es/materias-primas/noticias/7894792/10/16/El-fracking-convive-con-el-crudo-en-50-dolares.html (consultado el 21 de febrero de 2017).

Descargar (PDF, 363KB)

About The Author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *